Blogia
Titiritero de palabras

Another red letter day

Another red letter day

"With the coming of the Second World War, many eyes in imprisoned Europe turned hopefully, or desperately, toward the freedom of the Americas"

( voz en off al Inicio de "Casablanca").

Le decía el otro día a Velda, que aún teníamos muchas batallas que perder, pero que ganaríamos la guerra.... Serán cosas del estado de ánimo, quizás hoy me encuentro en una depresión subclínica, pero la verdad es que, en esta jornada, que Freddy Mercury llamaría "another red letter day", me siento cansado, hastiado, derrotado, y cansado de perder batallas.

Siempre he sido de la opinión, y la mantengo, de que más pronto que tarde la mayoría de la gente obtenemos lo que nos merecemos. No me cabe duda que por eso estoy hoy sufriendo las consecuencias de tantas derrotas. La explicación fácil, hermosa, y cómoda para mí, es que eso me pasa por ser un idealista, o, como en momentos de desánimo me planteo, simplemente un tonto, pues a veces me da la impresión que no hay mucha distancia entre una cosa y otra, cuando no convengo con mi abuelo, en eso que siempre me repite, y que normalmente me desagrada porque el noventa y mucho por ciento de los días no lo creo: que no es que sean cosas cercanas, que es que son lo mismo, idealista y tonto, y yo lo que soy es imbécil. Pero bueno, como decía en el artículo sobre Tiberio Mitri, hay que ser honesto con uno mismo. Siempre. Y la verdad es que se trata más bien de que yo no he trabajado lo suficiente, y he tomado demasiadas decisiones erróneas en mi vida, y llega una edad y hay unas coyunturas en que la inercia del rumbo que han marcado esas decisiones equivocadas hace imposible virar significativamente a corto plazo, y muy duro comenzar virajes con expectativas a medio plazo; además, las naves viejas, con virajes bruscos, corren el riesgo de quebrarse.

El caso es que hoy me siento como Richard al inicio de Casablanca. Despechado, desanimado, incluso misántropo para con el conjunto de la Humanidad, salvo que nunca me falta la presencia de algún fiel Sam, o Carl, pues también cantaba Mercury que "friends will be friends right 'till the end". No obstante, si a mí me interrogase hoy algún mayor Strasser, ante la pregunta de si soy de los que no soportarían ver a los nazis en mi amado París, también diría que no es mi amado París. En mi caso particular, si acaso amo Roma, y debo confesar que no me entusiasma que allí gobierne Mussolini, al fin y al cabo en 1934 llevé rifles a Etiopía. Trasladado a nuestros días, bien es cierto que no gobierna allí el abuelo de Alessandra, pero sí un clon redivivo, también bajito, con implantes capilares y de nombre Silvio. Si fuese Renault, y el mayor me recriminase que enfatizo mucho lo de tercer Reich, que si creo que habrá otro, no dudaría en concordar con Louis, en aquello de "Personalmente, me adaptaré a lo que venga". Volviendo al presente, con esa actitud conozco muchos en Asturias y la verdad es que siempre les ha ido muy bien, les sigue yendo bien, y los indicios parecen apuntar a que les va a seguir yendo bien.

En fin.... Como digo, me queda el consuelo de ver muchos amigos que , sin necesidad de adoptar la política Renault ( por más que actitudes análogas de Blaine fuesen consideradas por alguno "a wise foreign policy"), con trabajo duro y continuado y con decisiones correctas consiguen que les vaya igual de bien que a los prefectos corruptos, que mis amigos son amigos ritght 'till the end, que procuro no olvidar nunca que In the end, the love you take is equal to the love you make, y que mañana será otro día.....

En el que , por cierto, desde el primer martes después del primer sábado de noviembre de 2008, miro con esperanza de nuevo hacia la libertad de las Américas. Sin falsas expectativas, que podrían verse defraudadas ( sobre eso irá el próximo post, Annuntio Vobis), pero con la perspectiva de que al menos, posibilidades de cambio, siempre las hay.

Feliz día.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Velda Rae -

"Supongo que sólo nos queda pensar, de que... " sólo puedo decir en mi descargo, sobre ese dequeismo, que las 2 y pico de la mañana no es la hora más adecuada para dejar comentarios y pretender que sean legibles. Ainssss, la terrible conciencia judeocristiana me persigue hasta en los errores gramaticales, hay que joderse. :-PPP
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Velda Rae -

¿Sabes, Sergio? A mí también me gusta creer que todos, en esta vida, más tarde o más temprano reciben lo que merecen, sólo que la tozuda realidad me demuestra uan y otra vez que eso no es cierto, que las más hermosas personas (por dentro, desde luego), pelean con las vidas más feas y que los grandes o pequeños hijos de puta, mezquinos, ineptos (podría llenar folios con adjetivos adecuados) disfrutan de una existencia cómoda y feliz. Porque encima, ni siquiere les duele la conciencia. Supongo que sólo nos queda pensar, como último consuelo, como única esperanza, de que la última batalla será nuestra. Pero desearían no creer que la ganaremos como la leyenda dice que el Cid ganó la suya: después de muertos. Siento este sombrío comentario, pero creo que mi estado de ánimo últimamente toca los mismos acordes que el tuyo: una zarabada, quizás un réquiem.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres