Blogia
Titiritero de palabras

Nolentibus dantur

Nolentibus dantur

Existía ya en la época clásica un inteligente dicho: nolentibus dantur. Esto es, los cargos deben ser dados a quien no tiene interés en ocuparlos.

Probablemente con estas palabras estoy vulnerando una cierta confianza personal otorgada en el marco de un café con conversación, no quisiera yo incomodar a nadie con relatos de palabras, u observaciones, hechas en un contexto no público, sin embargo, creo que no se trata de nada que pueda perjudicar a los implicados, al contrario, si algo podría hacer que me cuestionaran estas líneas sería la modestia, y el convencimiento de que el compromiso es algo consustancial a ellos y a ellas, y no desean que sus acciones sean conocidas porque su ética les basta y les sobra para aportar su esfuerzo a las iniciativas en que se involucran. El caso es que en fechas no muy lejanas, una persona a la que nunca le he perdido ni le perderé el respeto, aunque esté en profundo desacuerdo con algunas de sus acciones y, en gran medida, con el conjunto de su trayectoria vital, acusaba a los miembros del proyecto Alfredo Carreño / Paloma Sainz de estar inmersos en que la elección que los socialistas de Oviedo celebraremos democráticamente el martes se solvente a su favor por intereses personales.

Al margen de que yo siempre procuro evitar inmiscuirme en los procesos internos de partidos que no son el mío, creo que la gente debe saber que, simplemente, eso no es cierto. Llevo dos años comprometido, dentro de mi pequeñez, con ese proyecto, y he sido testigo de los altos costes personales, sociales, laborales, familiares y emocionales que para la mayoría de la gente que ocupa la primera línea de ese proyecto ha supuesto. No es sólo la dura circunstancia de enfrentarse al muro de la mayoría absoluta de Gabino de Lorenzo, y a las dificultades que ha puesto en esta legislatura al ejercicio de la oposición, privando al Grupo Municipal Socialista, que representa a decenas de miles de ciudadanos, de los más elementales medios materiales para desempeñar su tarea, sin ir más lejos, cosa que me parece malsana en democracia: la oposición tiene el derecho y el deber de gozar de los medios necesarios para evaluar la tarea del Gobierno Municipal y ejercerlos, pues la falta de esa posibilidad propicia el desconocimiento de la tarea del gobernante más allá de lo que sus propias declaraciones permite, y en una sana democracia, debería ser posible escuchar la opinión formada de todas las partes. Es que desde múltiples instancias se ha machacado a los concejales y a la gente que trabaja en la oposición en Oviedo hasta extremos insospechados. Digo, faltando quizás a una cierta ética personal de deber de reserva, que yo he sido testigo en ocasiones de estados de ánimo que rozaban el derrumbe, el desplome. Me resulta terrible que a gente que se deja el esfuerzo, el sueño, y la salud, además de abrir su flanco a las más groseras y descaradas calumnias gratuitas, se la trate de retratar como interesada.

Te puedo asegurar, amigo lector, amiga lectora, que más personas de las que te imaginas, si no tuviesen un profundo compromiso ético con esta ciudad y los ciudadanos, el primer año de legislatura municipal hubieran mandado concejalías, cargos internos del partido en Oviedo y todas sus, parece que por otros muy deseadas, atribuciones a paseo con inmenso placer y alivio.

De hecho, en el improbabilísimo caso de que la lista alternativa liderada por Ramón Quesada, que sabe que goza de mi estima personal, resultase vencedora dentro de unos días, estoy seguro de que la primera sensación de estas personas sería de abatimiento: desde luego, a nadie le gusta ser derrotado; desde luego, se preguntarían para qué han luchado contra los elementos durante largos meses y años para a mitad de la necesaria tarea de acabar con la pésima gestión de Gabino de Lorenzo, ver cómo ese esfuerzo se desvanecía en cambios de  caballo a mitad de la carrera. Pero os puedo asegurar que pasado el primer impacto psicológico, los implicados en esta cuestión, durante los próximos cuatro años, serían muuuucho más felices. ¡ Cuántos quebraderos de cabeza eludirían !

Por eso, porque estoy comprometido hasta las trancas con un PROYECTO , y por el enorme agradecimiento que tengo a quienes han dado lo mejor de sí mismos en los últimos años, a quienes lo seguirán dando, y a los nuevos que se incorporan, votaré, nolentibus dantur, a un Proyecto sólido y coherente, con una trayectoria ya lanzada, aunque a la vez sienta que les estoy haciendo, hablando en plata, una put**a a algunos amigos. Que , sin duda, habrán cometido sus errores, como cometemos todos ( siempre digo que sólo quien nada hace nunca yerra ), que no son perfectos, porque nadie lo es, pero son la mejor alternativa que conozco para sacar a esta ciudad de sus carencias, de su desastre financiero, de sus obras que cambian tres veces de finalidad para terminar abandonadas tras sepultar millonarias cantidades de tus impuestos y de los míos, de su carencia de política social, de mujer, de empleo.

Nolentibus dantur, creedme. El mejor favor que les podría hacer a Alfredo, a Mánuel, a Jesús, y a tantos otros sería votar a la lista alternativa. Que los dioses del Olimpo me perdonen por hacer justo lo contrario: chicos, tenéis mi voto y mi aliento. ¡ Ánimo en la tarea !

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

María Blanco -

Sergio; entro en tu blog de vez en cuando y nunca dispongo del tiempo suficiente para quedarme un rato y escribir sobre lo que pienso, de política y de lo demás. Sólo quería decirte que te leo, que tengo en cuenta tu opinión y que voy a seguir dando una vuelta por aquí siempre que pueda...aunque no deje nada tecleado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sergio -

Los clásicos, Chus, sabían ya la mayoría de las cosas que realmente importan en el ser humano y en la sociedad. Sus sucesores nos hemos limitado a domesticar la física macroscópica, el átomo, el espacio, la maquinaria, los ordenadores, pero en muy pocos aspectos hemos superado la ética de los grandes de Grecia, la poesía de los grandes de Roma, la capacidad de interlocución entre mundos de los grandes de Bizancio.

Es un honor leerte que cuentas conmigo para el proyecto.... Mi respuesta, no obstante, es compleja. Al margen de que sin duda no me va a sobrar el tiempo, creo que mi lugar está en la base, quizás en una pequeña medida tratando de compensar que parte del espacio que ocupais ahora mismo grandes como tú o como Laura lo dedicaréis en otras instancias. No podemos olvidar que más del noventa por ciento de la población resuelve sus inquietudes en ámbitos poco o nada institucionalizados, y eso incluye incluso a gente que formalmente pertenece a organizaciones cuyo encaje constitucional, sin ir más lejos, es muy distinto al trabajo desde la base. Quizás tenga la oportunidad de tratar de enganchar, en cierta medida, algunas actuaciones de base con la receptividad que sé que gente como tú tendréis en lugares de más clara responsabilidad institucional... He hablado con mucha gente estos días y he aprendido mucho, sobre todo anoche de una persona que tuvo el detalle de pensar en mí para expresarme por teléfono un pensamiento profundo y estructurado, desde una sensatísima crítica constructiva..... tenemos mucho tiempo para hablar largo y tendido sobre cómo se construye el complejo edificio de una sociedad mejor para todos. Sé que en ti hallaré un par de oídos atentos y un cerebro flexible , profundo y funcionante. Hablamos. Gracias por pasar por Titiritero.

Chus -

"Los cargos deben ser dados a quien no tiene interés en ocuparlos" es una buena forma de hacer una lista.

Sergio, cuento contigo, si ganamos, para que el proyecto salga adelante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres