Blogia
Titiritero de palabras

Reinventarse

Reinventarse

Toca reinventarse. Y no es cosa fácil.

Hace unos meses, vi desde la furgoneta con que trasladaba ancianos a una amiga, la saludé pero no estaba seguro de si llegó a reconocerme por los pelos, no pude mirar el retrovisor a ver si había llegado a verme. Cuando pude, le mandé un SMS bromeándole sobre su capacidad de reconocer a los que la saludaban desde su trabajo de conductor de furgoneta por La Corredoria.... Con la particularidad de que conozco a dos personas con el mismo nombre y primer apellido, nada infrecuentes, que se diferencian sólo en el segundo. En la agenda de mi móvil tenía a una sola, tras una de mis pérdidas de terminal que me acontecen de vez en cuando ( bueno, que me acontecen no, que causo yo con mi berza descomunal). El caso es que el mensaje se lo envié, sin imaginarlo siquiera, a la otra S. G. ( no es Sergio Gayol, aunque coincida ).... Una amiga que fue de las más cercanas años ha, y que el destino y el trabajo han conducido a Barcelona hace mucho tiempo y con la que tengo poco contacto ya. Me respondió con un mensaje bromeando con la dificultad de que me reconociera en La Corredoria pues se encontraba en Barcelona, y con un añadido sonrojante sobre mi capacidad de reinventarme, de informático a conductor, y algunos matices más, insisto que tan sonrojantes que mejor no los reproduzco.

El caso es que ahora sí que toca reinventarse, y a fondo. Vuelvo a tareas que fueron muy usuales en mí durante muchos años, de auxiliar administrativo, tras tres años de informático autónomo plagados de errores y que culminaron en fracaso, y unos meses en un puesto de características muy ajenas a las que habitualmente había jamás desarrollado, aunque no me adapté nada mal, yo diría.

Pero ahora toca reinventarse en prácticamente todos los sentidos vitales. Personal, laboralmente, socialmente.... y todos los mentes que imaginar se pueda. No estoy seguro de por dónde tirar en alguno de esos aspectos, pero las posibles líneas, si no son la misma, son paralelas y cercanas, en cada uno de esos ámbitos. Me ha resultado curioso el anuncio de Ikea de Donde caben 2 caben 3, aludiendo a la facilidad de convertir una casa para dos en una casa para tres. Creo que exageran en su favor, porque la verdad es que convertir una casa para 3 en una casa para 2, que en muchos sentidos, casi todos, uno supone que debería ser aún más fácil, os aseguro que es verdaderamente una labor titánica ( aparte de su fortísima carga emocional). Probablemente tiene razón además María , y todos estos cambios están anticipando un par de años mi crisis de los cuarenta. "Me reencaran con una crisis que jamás solucioné" , que cantaba Guccini.

Me siento fuerte en muchos aspectos, he pasado por algunas pruebas duras y creo que con buen desempeño. Pero otras que ahora ya no deberían ser tan duras me causan mis dudas, porque me abruma tanto cambio simultáneo, creo que varios cambios requerirán años de adaptación, y una cosa es el esfuerzo intenso durante unos meses, y otra el esfuerzo extensivo durante unos años, y siempre se me han dado mejor los esfuerzos cortos e intensos que los sostenidos y prolongados....

Pero es lo que toca.... Sé por la experiencia de los últimos tiempos que no estaré solo en este viaje, y eso da mucha moral. Pero no será fácil. Gracias por compartir este inicio de singladura leyendo estas líneas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres