Blogia
Titiritero de palabras

Ties que quereme, oh: Si yo nun te pego

Ties que quereme, oh: Si yo nun te pego

 

Esta bitácora ha pasado por distintas épocas, en casi tres años y medio de existencia... Empecé diciéndome que nunca hablaría de política en ella,  y al final muchas veces lo he hecho, por ejemplo....

De lo que no tiene vocación es de ser un émulo de El Caso. Así pues, del tema que todos sabemos de Vallobín no voy a hablar, sólo de un aspecto tangencial a lo que ocupa a los medios.....

Por lo visto, el tal Cristian M. P. escribía en Tuenti cosas así como que él no pega a las mujeres, y que encontraba injusto que ninguna le quisiese, dado tal mérito. Añadía, por lo visto, que más de una vez le había dado una tunda a un hombre por pegar a su novia delante suyo.

La verdad.... Yo he tenido la inmensa suerte de recibir un excelente curso para Mediadores Contra la Violencia de Género organizado por la Asociación de Mujeres Jóvenes de Asturias, hace ya algún tiempo, y he tenido más contacto en mi vida con el terrorismo machista del que me hubiese gustado, por desgracia. De modo que no sé si mi reacción cuando leí tales cosas ha sido más "despierta" en algunos matices que lo que percibiría el ciudadano medio por conocer creo que un poco mejor que la media de la gente las dinámicas de ese fenómeno. Pero cuando lo leí me eché las manos a la cabeza espeluznado. Que un chaval de 19 años, al margen de que residiese en un entorno extremadamente degradado, considere un valor digno de ser "agradecido" y correspondido en forma de estima por las mujeres el que él no les pegue me parece una aberración tan extrema que me faltan las palabras. No pegarle a nadie, bajo ninguna circunstancia, simplemente debería ser considerado lo absolutamente normal y natural, y, en ningún caso, un mérito o un valor o algo que deba ser ni agradecido ni correspondido. En realidad, leyendo la cuestión , en cierto sentido, al revés, me da pánico la mentalidad de este hombre.... Sospecho que si no esperase recibir a cambio beneficios, de no pegar a las mujeres, y , en cambio, los obtuviera de sí pegarles, sería un maltratador de libro.

Ya la otra mitad del discurso creo que añade ya poco a lo que poco cabe ya agravar: contra la violencia contra las mujeres no se actúa con violencia contra los agresores.... Me imagino al "zurrado" que, en cuanto el tal Cristian no lo viese, le volvería a dar a su novia otra paliza, pero esta vez doble.... La habitual, más el traslado de "las que le cayeron" de manos de este elemento...

Está claro que a la sociedad, a todos nosotros y nosotras, nos queda mucho por hacer en este tema, si aún hay jóvenes de 19 años con un esquema de cómo funciona el mundo así en la cabeza. Sigh.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres