Blogia
Titiritero de palabras

Los gitanos hunden Alitalia

Los gitanos hunden Alitalia

Los hechos son claros. Silvio Berlusconi gana las últimas elecciones generales italianas con un programa neoliberal y la promesa de "salvar Italia" (sic), tras la caída del último gobierno Prodi y el escaso éxito de la tentativa del Presidente de la República de formar un gobierno técnico o un gobierno presidido por una personalidad de amplias posibilidades de ser admitida por una base parlamentaria amplia como Franco Marini.

La primera gran medida que toma el gobierno Berlusconi es hacer frente a la que llaman "emergencia gitana", tras unos incidentes en un barrio napolitano donde payos pobres atacan a gitanos pobres ante la inacción de la policía. El gobierno llega a desplegar el ejército en el centro de Milán ( es una obviedad que los gitanos pobres frecuentan las boutiques de lujo de los grandes diseñadores que ocupan tal espacio), y toma medidas que son condenadas por importantes instituciones internacionales, y ONGs por su marcado carácter racista, entre ellas el Presidente de la Comisión Europea.

Poco después, la compañía Alitalia, compañía italiana de bandera desde nada menos que 1946, anuncia que está al borde de la quiebra. El ente nacional de hidrocarburos ENI se niega a suministrar combustibles a sus aparatos si Alitalia no lo abona en metálico, cosa imposible pues la empresa carece de fondos y pierde 2,5 millones de euros diarios. Alitalia suspende vuelos al no poder realizarlos sin combustible ( ningún miembro del gobierno sabía cómo hacer volar un avión contemporáneo sin combustible, y, de momento, perdón por el brutal sarcasmo, pero ningún socio del gobierno berlusconi, ni tan siquiera Alessandra Mussolini, se ha atrevido a proponer adaptar los motores de los aparatos para que funcionen quemando judíos). Berlusconi concede un fuerte préstamo puente a la compañía mientras negocia con una empresa alemana y otra francesa para que la compren. Se llega a estar cerca de que la francesa la adquiera, pero a última hora se vuelve atrás. Berlusconi "regala" lo que originalmente era un crédito puente a fondos propios de la compañía ( medida marcadamente liberal, como es obvio, como son marcadamente liberales las medidas que toman George W. Bush, Esperanza Aguirre, o Gabino de Lorenzo cuando los problemas afectan a grandes compañías; sin embargo, cuando una entidad tan poco sospechosa de ser interesadamente crítica con los gobiernos de la derecha como Caritas anuncia que hay cinco millones de pobres en España, no se toman medidas análogas, curiosamente ).

No hay tu tía, los gitanos han hundido Alitalia, ya que eran el problema que tenía el país, y una quiebra de tal tamaño sólo puede ser causada por el único problema que tenía la nación: la emergencia gitana ( por cierto, de los 150.000 gitanos que afirmaba Roberto Maroni que había en Italia, Cruz Roja sólo consiguió encontrar 15.000, ¿dónde estaban los otros 135.000 ? ).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sergio -

Ojalá Pirro sea dentro de unos años el arquetipo de las victorias de los liguistas, Nico. De momento, esa pinta tiene. Al contrario que otros, yo confío en los italianos. No como cuando lo dice Berlusconi, que es una estrategia patética para ganarse su confianza y su voto, sino en aquel Viva l'Italia, l'Italia derubata e colpita al cuore, l'Italia che si dispera, l'italia che s'innamora. L'italia con gli occhi aperti con gli occhi tristi MA VIVA L'ITALIA, ---> L'ITALIA CHE RESISTE!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

nico -

Caro Sergio, sono contento che hai trattato questo argomento nel tuo blog, perché mi sta molto a cuore. Infatti io sono su un aereo Alitalia almeno 2 volte al mese, e mi sono sempre trovato bene. Non sopporto per esempio i luoghi comuni degli italiani, secondo cui all'estero va sempre tutto meglio, soprattutto negli aeroporti. Per quanto mi risulta, per esempio, è Heathrow il primo in classifica per perdita bagagli, Fiumicino non è nemmeno in classifica. Tuttavia questa "cordata" italiana di Berlusconi non mi è piaciuta per niente, proprio per la caratteristica dell'imprenditore italiano, che non rischia mai. Nessuna beneficienza, sono poveri illusi coloro che ci credono. La compagnia francese in questo caso poteva essere la migliore soluzione per salvare il disastro fatto dalla Lega Nord all'Altalia. Anche se adesso cantano tutti vittoria! Forse di Pirro...
Un abbraccio forte, magari un giorno ci vediamo :-)
Nico
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres