Blogia
Titiritero de palabras

Superar el modelo de patentes

Superar el modelo de patentes

 

Ciertamente, la primera parte no viene al caso pero la quiero contar igual a quien desee leerla.

Aun no teniendo derecho a voto, como ciudadano, acudí a la presentación de los cuatro "candidatos a candidatos" para la Alcaldía de Oviedo por el PSOE. Esperaba ilusionarme con alguno de los dos más novedosos, especialmente con el único al que no conocía en absoluto.

El discurso de la otra alternativa novedosa, Jorge, un gran chaval al que ya conocía mínimamente y que partía de la garantía que me ofrecía el haber estado codo con codo con él en una campaña electoral hace años no me resultó lo bastante potente ni convincente, en un momento en que una victoria del PSOE aunque sea para presidir una Comunidad de Vecinos requiere, como condición necesaria pero no suficiente, un(a) candidat@ que aporte poco menos que la fuerza y energía de Supermán, la sabiduría de los 7 sabios de Atenas, la imagen de un(a) tip@ de esos que salen en las revistas de modelos, y una enorme cantidad de ayuda del Espíritu Santo. Mantengo no obstante mi estima y mi respeto por él y creo que hubiera sido un buen candidato en condiciones "normales".

De Wenceslao y Antonio Masip consideraba que su etapa había pasado. Que Wenceslao tenía que haber sido candidato y alcalde de Oviedo por el PSOE en 1983, y que Antonio nunca debió ser alcalde, al menos por el PSOE ( siendo una buena persona, teniendo la cultura que tiene, y muchos otros valores positivos, me hubiera encantado como líder del Partido Popular en Oviedo; hubiera sido un lujo, en lugar del inefable Gabino, tener en cabeza de los dos grandes grupos municipales a Wenceslao y Antonio; en cabeza del PSOE, aunque sé que si me lee se va a enfadar, nunca fui capaz de que me entrara en la cabeza la persona de Antonio).

Vamos al caso: al final mi esperanza en aquellos dos días se había dirigido hacia el desconocido. Me encantó. Muy formado, no cabía duda que muy trabajador... pero al entrar a detallar sus dos ideas-fuerza para el programa, me resultó completamente incompatible con mis ideas. 1) estación del AVE para Oviedo 2) estimulación de la colaboración público-privada, y especialmente con la Universidad de Oviedo, para generar muchas PATENTES.

 Respecto al 1), es que creo que hay infinitas prioridades que atender antes que el AVE, e incluso si no las hubiera, me entran dudas de si no sería un gasto público contraproducente: es caro, y en la Sociedad de la Información en que los productos de más valor te los llevas en un pendrive en el bolsillo en el avión o en el tren, prefiero que me vuelvan a poner buenos Alvia a Madrid.

El dos, y vamos a la madre del cordero, es que yo soy partidario de superar el modelo de patentes. El modelo de patentes fue muy útil durante doscientos años de revoluciones industriales, no óptimo, pero sin duda muy útil. Hoy, sin embargo, es , a decir poco, "subóptimo". A decir lo que realmente creo, limita, que no estimula, los descubrimientos e invenciones, y restringe el acceso a demasiad@s hombres y mujeres a importantísimos recursos que deberían ser patrimonio libre y gratuito de la Humanidad.

 

Ya en el momento en que las patentes de mejoras a los motores podían tener mucho sentido, en otros campos no eran necesarias ni convenientes. ¿ Alguien sabe de Santiago Ramón y Cajal, nuestro único Nobel científico español -no me canso de recordar que el asturiano Severo Ochoa logró el Nobel para Estados Unidos, con nacionalidad estadounidense, y que con sin los medios que tenía en América jamás hubiese tenido ocasión de hacer investigación de primer nivel en España- preocupándose por lograr patentes? ¿ Alguien conoce muchos mejores ejemplos de investigador excelente con interminables horas todos los días durante décadas diseccionando, mejorando las técnicas de tintado de muestras, dibujando, escribiendo y descubriendo?

¿ A qué nos han llevado las patentes últimamente? A que si hago un programa de ordenador, puedo dibujar un puntito azul en la pantalla sin saber que poner puntitos azules en la pantalla está patentado y si quiero hacerlo tengo que pagar por ello al titular de la patente.

¿ A que se descubran antivirales extraordinariamente efectivos contra virus de la hepatitis que podrían beneficiar a 500.000 españoles, que suponen vidas en lugar de muertes para los que están en peor condición, y peor presente y peores perspectivas de futuro para los que aún están en fases en que la infección les ha dañado menos, y que el dueño y señor del fármaco te ponga un precio que supondría 15.000 millones de euros, y si quieres lo tomas , y si no lo dejas ? Bonita disyuntiva. Esos infectados necesitan absolutamente un fármaco que existe. Esos 15.000 millones de euros se necesitan de un modo igual de imperioso para tantas otras cuestiones públicas, incluido gasto sanitario, que se necesita tanto o más.

 

Un sistema europeo alternativo al imperante que nos llega desde Estados Unidos, con una importante apuesta por centros de Investigación Públicos de excelencia (en España, en las Universidades Públicas y ligadas a ellas, en los centros del CSIC....), con investigadores y resto del personal adecuadamente remunerado y con estabilidad laboral, de gentes ansiosas por saber, por descubrir, y por poner sus hallazgos al servicio de todos sus semejantes universalmente... ¿ es un sueño mío irrealizable propio de un estúpido buenista?

 

P.S.: Al final, aunque no me lo esperaba, el candidato que me resultó potente como nunca y con las ganas, las maneras y las ideas que esperaba encontrar llevaba treinta años delante de mis narices :) Salí de ver a los cuatro prefiriendo de largo a Wenceslao, y encima luego ganó ^____^   La palabra ahora a los ciudadanos de Oviedo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres