Blogia
Titiritero de palabras

Valorando divorciarme de la RAE

 

Siguiendo mi larga tradición de intransigencia en cuestiones lingüísticas, que supongo que es en mí un mecanismo de compensación para evitar volverme loco al tratar de ejercer la tolerancia en la mayoría de los ámbitos de mi vida ( con la intolerancia lingüística hago media ponderada con las decenas de aspectos en que ejerzo una tolerancia más pausada ), hoy he empezado a valorar muy seriamente el divorciarme de modo definitivo e irreversible de la RAE.

Debo decir que durante muchos años fuimos felices juntos. No recuerdo ningún disenso ni una sola duda de la solidez de nuestra relación durante décadas. Pocas uniones han sido tan estables y serenas. Sin embargo, el primer signo de alarma se encendió cuando Ella impuso, sin consultarme siquiera, que la absurda y ridícula grafía "cederrón" formaría parte de SU Diccionario..... Empezó , aseguro, Ella, imponiendo unilateralmente una norma de convivencia que es inasumible para mis convicciones. Entramos en lo que los psicólogos llaman "divorcio emocional". Ella se quedó con su Diccionario y sus cederrones, y yo seguí escribiendo, como siempre he hecho desde que aparecieron en nuestras vidas, CD-ROM.... Recuerdo muy bien los primeros días tras la imposición. Amigos míos nada sospechosos de incultos ni habitualmente mal informados empezaron a enviarme e-mails ( también llamados correos electrónicos, aunque cualquier día Ella me sorprende y "decreta" la grafía imeils ) con capturas digitales de las páginas del diario ABC burlándose de la torpeza del pobre escribiente, cuando el infeliz tan sólo había cumplido con su deber de trasladar al papel la consecuencia de la norma de la casa según la cual en el periódico se escribe como manda la Academia.

Hoy, mi distanciamiento afectivo ha experimentado un salto que me hace plantearme presentar demanda de divorcio. No obstante, no la quiero mal, de modo que no pienso acusarla de nada. Callaré. Usaré eso que nos han inculcado las películas estadounidenses, la figura de las "diferencias irreconciliables", la fórmula que rige en la mayoría de los estados como preferente para presentar causa unilateralmente sin necesidad de presentar evidencias de que me ha sido infiel con otro o cosa similar. Bien es cierto que se me dirá que la jurisdicción a que debería remitirme debería ser la española, o, al menos, la de un país de habla hispana y español como lengua oficial. Pero me temo que en nuestros sistemas de derecho el Juez observaría la cuestión como bizarra ( valga el anglicismo, donde las dan las toman ) y me diría , no sin razón, que una persona no puede divorciarse de una Academia.... Sin duda los juzgadores anglosajones tendrán más tragaderas, así que me iré a la cinematográfica fórmula.

¿ Cuál ha sido la gota que ha colmado el vaso ? Hoy, en una página de opinión sobre la nueva Gramática, he leído que la Gramática de la Academia sólo está salpicada aquí y allá por recomendaciones, primando el contenido descriptivo, y sólo presenta en toda la página tres ejemplos, y, el principal, es, nada menos, que SE DESACONSEJA el verbo "haber" impersonal concordado ( "hubieron dificultades" en lugar de "hubo dificultades" ).

¿ Realmente crees, querido lector, que puedo mantener relaciones con Una que ante un "hubieron dificultades" , se limite a desaconsejar tal uso ? Lo siento.... mis oídos y mi psique no lo soportarían mucho tiempo...y si esas tres muestras son botones.... ¿ Qué no tendrá un traje de miles de páginas ? Más pronto que tarde tendría que alejarme de esa condescendencia atroz para mis límites alegando maltrato psicológico y la urgencia de poner coto a las secuelas irreparables.

Me divorcio, pero que quede muy claro que HUBIERON MOTIVOS.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Sergio -

Pues como habrás visto en faceboo, ya estaba , aprovechando que desde hoy mi agenda se libera un poquito, quedando con otras personas para un café, y a S. en particular que la ves en el último thread se lo había prometido hace un mes en cuanto tuviera tiempo...... De momento no tengo máquina de sacar ticket de esas de la charcutería, pero creo que tampoco será para tanto. Escríbeme un mail, o llámame a mi móvil que está en el perfil facebook, o ya te lo envío yo en un correo privado a tu email directamente y concordamos agendas ( aunque el concordato que conozco nunca me ha gustado , y no sólo porque lo promovieran nada menos que Mussolini y Pío XI ), pero es la palabra que me ha salido... Será porque en conmemoración se abrió la Via della concilliazione, y ahora mismo en Ejpaña como que nos venía muy bien, también, abrir la vía de la conciliación... lapsus freudianos.... Bss.

Velda Rae -

Jo jo jo jo qué mala vida nos da la otra Rae eh? Yo me desespero con el acento de sólo (adverbio) que ya no se pone para diferenciarlo del solo adjetivo. MMMMM
¿Cuándo nos tomamos un coffe?

Sergio -

¡ Guay ! Con eso suprimiría el 90% de los horrores hortográficos ( nota: hortográfico: dícese de todo aquello relacionado con la estampación de grafías en los huertos, mediante la adecuada disposición de flores coloreadas para conformar el contorno del signo o cualquier otro medio que conduzca al mismo fin ) que suelo estar a punto de cometer. Digo a punto porque en cuanto tecleo el carácter "horróneo" inmediatamente me "autodoy" una colleja, y me fustigo verbalmente con: otra vez el mismo horror, Sergio. Con esto de la "aformática", no obstante, no es como con la Olivetti. Doy inmediatamente a backspace ( borrar, en tanto en cuanto no se considere correcto el Spanglish por ese peaso fundamentalistas de la DRAE, que limpia, fija y da esplendor, pero últimamente debe de usar lavaplatos barato marca blanca de calidad inferior en vez de fairy -marca registrada- para no pocas cosas).

Mi horror frecuente es escribir "ti" con tilde en la i cuando no procede, o sea, nunca. Sé perfectamente que de la serie mi, ti, si, mí, ti, sí, el único que nunca lleva tilde es ti, pues la de mí y sí es diacrítica para distinguir el adjetivo posesivo o la conjunción condicional homófonas del pronombre de complemento. Pero en la segunda persona, el posesivo es tu y no ti, y no existe más ti que uno ( no es el caso de "mi libro" versus "el libro me lo dieron a mí", o de "si yo fuera académico" versus "se quedó toda la pasta para sí").....

Claro que, por tantos años de hábito, si suprimen todas las tildes me pasaría todos mis escritos borrando vocales atildadas y reescribiéndolas recién salidas de la cama y sin asear. Y sería peor. Voto por el uso facultativo de las tildes, como el Presidente Napolitano dijo por la polémica de los jugadores de la selección italiana que no cantaban el himno antes de comenzar sus partidos.... "El que lo sienta, que lo cante, y el que no, que no lo haga". Pues eso. Potestativo. Quien quiera atildar, que atilde, y quien quiera quitar la carcasa de la tecla de la tilde de su teclado para evitar tentaciones, se quita muy fácil ( para los patosos, por veinte euros más IVA en cuanto la Administración me conceda compatibilidad con actividades remuneradas privadas se la quito yo ;) ).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Velda Rae -

Te tomo la palabra, voy desempolvando la fusta y el disfraz de estricta gobernanta.
No sé si legitima el spanglish, pero no tardará dos días, y en quitar los acentos, tres, ya ha quitado la mitad de ellos...

Sergio -

Sólo espero no haberlo cometido yo en el post original. Si es así, "hubieron" circunstancias atenuantes..... When I was younger so much younger than today, aparte de que no necesitaba demasiada help de casi nadie ( ahora ya me siento más self-assured, aunque a cambio, a veces my independence parece esfumarse entre la haze ), usaba lo, la y le sin dudar. Lo y la como pronombres clíticos de complemento directo, según éste fuese masculino o femenino, y le como pronombre clítico de complemento indirecto ( usando la nomenclatura a la que me habitué; cada curso de la EGB me cambiaban el nombre del complemento directo y el indirecto por unos nombres nuevos y distintos fruto de la pluma de otro autor de libros de texto, en BUP siguió el baile de nombres, y en COU ya el libro de Alarcos terminó de volverme tarumba, con sus complementos y suplementos, entre tanta nomenclatura absurda y tanto disparate estructuralista-- el mismo Alarcos que decía que no se debía llamar a un tiempo verbal pluscuamperfecto porque nadie entendía qué significaba pluscuamperfecto, cuando a mí me parece obvio PLUS - QUAM - PERFECTO , anterior en el tiempo a una acción a la que correspondería ya un tiempo perfecto; yo entiendo lo del pluscuamperfecto, pero nunca me molesté en recordar a qué coño de sintagma llamaba este señor "suplemento" ni me interesa; por no hablar de su afirmación en aquel libro de que existen en España diecisiete hablas del español: el español de Andalucía, el español de Aragón, etcétera etcétera etcétera hasta citar las 17 Comunidades Autónomas con la precisión de que , en el caso de nuestra Comunidad, intercalaba un paréntesis tras "el español de Asturias" que rezaba "también llamado bable" (sic -transit gloria mundi-). Curioso..... El español evolucionó tan rápido que se dividió en 17 hablas exactas, correspondientes exactamente a las 17 Comunidades Autónomas, y, supongo, hubiese dado lugar a otro conjunto de ellas distintas si las provincias de León , Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia hubiesen conformado una CA y las de Burgos, Soria , Segovia y Ávila, otra, o si La Rioja no hubiese sido Comunidad, o Cantabria, o Murcia.... Eso sí, los chaquetones de su señora esposa, muy guapos.

Pero volvamos a lo que nos ocupa, que me enfado y termino a la deriva.... Yo tenía muy claros mis las, los y les pero a fuerza de tanto oir toda suerte de leismos, loismos, y laismos, ya dudo hasta de mi uso de le, lo, la de toda la vida, salvo los laismos, que en esos no caigo ni borracho, porque un "la llevé una carta" me ocasiona inmediato sarpullido y lo detecto sin duda. A veces ya me tengo que ir al asturiano ( también llamado español de Asturias, según Alarcos, que en gloria esté) y pensar si en asturiano diría -y, lu o la, para acabar con algunas dudas...

Si me ves o lees cometer algún leismo hazme el favor de darme una correctiva colleja, please. Es fácil verme por la Avenida del Mar o Bermúdez de Castro, y, a la hora de entrar o salir de trabajar, los laborables, por la Carretera de Rubín.

Por cierto, la nueva gramática ¿ legitima el spanglish ? Quizás lo desaconseja, pero certifica, descriptivamente, su uso.

Saludos.

Velda Rae -

¿¿¿Me dejas???

Yo no le perdono a mi otro yo que permita el leísmo sólo porque cuatro escritores lo usen en sus obras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres