Blogia
Titiritero de palabras

Agradecimiento al personal sanitario

Agradecimiento al personal sanitario

Siempre digo que nuestro país goza del enorme privilegio de tener uno de los mejores servicios públicos de salud universales del mundo. Con algunos handicaps, naturalmente, como las demasiado largas listas de espera para muchas cosas ( motivadas en buena medida por su elevada demanda, y, más en Asturias, en segundo lugar por el envejecimiento de la población). Un sistema a cuya construcción  hemos aportado nuestro esfuerzo, nuestros impuestos y nuestras cotizaciones sociales decenas de millones de españoles, quienes tenemos una parte importantísima  y fundamental del mérito, y algunos retrasos burocráticos solventables con una mejora en los procedimientos administrativos que aún conviene hacer y profundizar.

No obstante, siempre digo también, que el ser eficaz, humano, amable y educado debería ser obligación de cualquier trabajador en la función pública y en la empresa privada, para con sus usuarios y/o clientes. Un cierto nivel razonable, quiero decir. Pero que cuando esa Humanidad, ese compromiso, ese esfuerzo que ya entra dentro del sobreesfuerzo y que supera con mucho las obligaciones no sólo legales, sino hasta morales, del profesional, sus pacientes, usuarios o clientes ( según profesión ) tenemos que estarles infinitamente agradecidos. Y muchos profesionales de la sanidad pública española, están cubriendo y más que cubriendo las carencias del sistema con su compromiso y su esfuerzo y trabajo que van más allá de lo exigible, que sólo se entienden desde la observación de su humanidad y su compromiso ético más allá de lo que están obligados, mucho más allá.

Como no puedo hacer una lista de miles de tales profesionales, quiero , en estos difíciles días marcados por el fallecimiento de mi abuelo Álvaro, agradecer su gran labor profesional y humana, en primerísimo lugar a nuestro buen médico el Dr. Pastor Rouco, a nuestra gran ATS Mercedes G. del Barrio y al personal sanitario y administrativo en general del Centro de Salud de Teatinos. Asímismo, también, al Servicio de Neumología de Silicosis, al Dr. Ramos, al personal de enfermería y al administrativo. Al Dr. López, oftalmólogo y su equipo. A Mercedes Hoyos, y a la Dra. Pertierra, que han estado al nivel de Mercedes y del Dr. Pastor atendiéndonos en el permiso de la primera, en las merecidas vacaciones del segundo, por toda su labor, y, en especial, por el trato sin par que le han dado a mi abuelo, siempre, y más aún en los últimos cuatro y medio decisivos meses de su existencia física ( la moral seguirá con nosotros Dios quiera que muchos años).

En lo que a mí respecta, un agradecimiento muy especial al Dr. Andrés Cabero, psicólogo clínico extraordinario, por su apoyo emocional fundamental a mi persona en esta dura etapa, y, fuera ya de lo público, desde el llamado "Tercer Sector", a la Dra. Vijande, psicóloga clínica de una experiencia, calidad y compromiso sorprendentes dada su juventud. Y, por supuesto, a mis amigos y amigas, que siempre supe que son extraordinarios y en estos tiempos lo he comprobado más aún por si alguna falta hiciera, que no hacía.

Gracias, en mi nombre, en el de mi familia, que en estos momentos duerme aún , extenuada, pero que sé positivamente que comparte cuanto escribo, y en el de Álvaro, que no nos habla con palabras provenientes de sus labios, hoy parados, pero sí a través de nuestros corazones. ¡ Gracias !

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres