Blogia
Titiritero de palabras

La labilidad de la memoria

La labilidad de la memoria

Para no abusar de la generosidad del buen Monteserín, ni de su espacio, que gentilmente concede a todos mis comentarios en su Mar de Oviedo, a pesar de mi pobre verbo y mis más pobres contenidos, corregiré mis erratas de ayer en este mío....

En el comentario a su "Parresía" ( http://blogs.lne.es/pepemonteserin/2009/06/15/parresia/ ), debo hacer notar no menos de un error muy significado. No comprobé la foto antes de referirme a ella, ni mucho menos tuve ocasión a aquella hora de contrastar datos sobre ella ( en particular, dónde estaba hecha ) con nadie que por aquel entonces ya hubiera nacido.

Recuperada la foto, y preguntada mi abuela, debo corregir, especialmente, que no está hecha en Ablaña, sino en Figaredo.

Por otro lado, una vez escrito mi texto, veo que no fui tan claro, ni siquiera entre líneas ( el lugar lo veo más propicio, en terreno de un buen dominador de las segundas lecturas , para alusiones más que para precisiones), como sería aconsejable, y dado que me gusta que si me lapidan, lo hagan con un sano equilibrio y lo hagan desde ambos lados por igual, me apresuro a aclarar que no es mi principal recomendación a Don Gabino, que nunca me leerá pero uno al final escribe para sí, y si los lectores le acompañan benditos sean, que el César escuche a Franco cuando le dice que la gente está con él ( al menos entre 1991 y 2007 eso ya le consta por las papeletas ), que seguro que eso lo escucha ( no hay mejor oyente que quien quiere oir), sino otras cosas que el buen canónigo seguro que también estará gustoso de decirle y que quizás no le apetezca tanto oir.

Por cierto.... tanto Franco como mamá, veo que han cambiado un poco en el último medio siglo :-)

P. S.: I personaggi e gli avvenimenti di queste pagine ( si legga, post , N. del trascrittore ) non sono immaginari; forse qualcuno non si riconoscerá o penserà che abbia travisato certe cose. Se è successo, l'ho fatto soltanto per la labilità della memoria e i filtri incerti della fantasia e dell'affetto. [ "Croniche epafaniche", Francesco Guccini 1989, Feltrinelli editore ]

( Los personajes y hechos de estas páginas [ léase, de este post, nota del transcriptor] no son imaginarios; quizás alguno no se reconozca, o piense que he tergiversado ciertas cosas. Si así ha sido, lo he hecho solamente por la labilidad de la memoria y los filtros inciertos de la fantasía y el afecto).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres