Blogia
Titiritero de palabras

José Carlos Díez de la Varga

José Carlos Díez de la Varga

 

Siempre lo digo, que Asturies ye un pueblín.... si el mundo ye un pañuelu, Asturies ye una pequeña fracción de esi pañuelu ( con algunos mocos y todo ), en el que , más que menos, nos conocemos todos.

Curiosamente, sin embargo, y, a pesar de que desempeña un trabajo que despierta en mí el más grande de los intereses, nunca he coincidido en ninguna parte con el director del Centro Penitenciario que existe en nuestra Comunidad... José Carlos Díez de la Varga... Ni aun sabiendo lo cerca que vive de mi casa me consta siquiera habérmelo cruzado por la calle.... Pero los pañuelos, es lo que tienen... aun sin conocerle, tenía de él referencias de personas que le conocen de primera mano. Y todas las que he recibido coinciden en calificarlo como una persona y un profesional excelente....

Sin más elementos para opinar que la unanimidad de nuestros conocidos comunes sobre él, lo cual, ciertamente, es un basamento muy débil, pues es sabido, entre otras cosas, que cada cual tiende a contar la feria como le va en ella, leo interesado su entrevista de hoy en un diario regional, con motivo de que cesa mañana y se dedica a nuevas tareas....

He oído desde adolescente, en círculos del PSOE, que Antonio Machado dijo una vez aquello de "la palabra de Pablo Iglesias tiene para mí el sonido inconfundible de la verdad humana". No sé si esa frase es cierta, atribuida o apócrifa ( por cierto, curiosamente nunca la he encontrado en ninguna de las biografías que he leído, no sé si por sesgos de los respectivos autores, por poca relevancia que le atribuyesen, o porque la atribución sea dudosa). No obstante, insisto en que sin conocerle, sus respuestas a las preguntas de hoy de un diario en el que ya no creo, pues su tratamiento de algunas noticias que vivo de primera mano ya me resultaba muy cuestionable desde hace mucho, pero en poco tiempo creo que han traspasado todas las líneas rojas de la ética, como mínimo, me hacen recordar esa frase, y siento en ellas el sonido inconfundible de la verdad.

"la lucha eficaz contra la droga es la clave para cambiar las prisiones". "Una persona condenada a delitos que no sean graves es mucho más útil trabajando y reparando el daño causado a la sociedad que en una celda". Las instituciones deben sensibilizarse para dotar con plazas las penas de cumplimiento de servicios en favor de la comunidad... Frases como esas, dichas en la barra de un chigre, por alguien que no haya estado en contacto con la realidad penitenciaria española, uno podría considerarlas incluso ingenuas, propias de quien no sabe lo que dice.... Viniendo de alguien que lleva veintitrés años trabajando en un oficio tan escaso a las satisfacciones y tan proclive a los disgustos, creo que son de un inmenso valor.

Sé que algunas de mis posiciones en cuanto a la política sobre tratamiento de  los ilícitos penales van contracorriente. Pero no me tiembla el pulso al ponerlas negro sobre blanco. Vamos, me tiembla menos que a Esperanza Aguirre cuando le hablan de presunta corrupción en la Comunidad de Madrid....

Y lo adelanto, para que no se me malinterprete. En este tema, no soy ningún ingenuo. Espero que el tiempo transcurrido haga que se me perdone la indiscrección. Ya en los años noventa, en Madrid, un ministro del gobierno de Felipe González, cuyo nombre obviaré, aunque sea relativamente obvio, me dijo: cuando llegamos al poder, en 1982, sobre este tema, éramos ( obviamente,  no recuerdo la literalidad de la frase, así que la adapto a mi forma de hablar.... aunque mi interlocutor no es asturiano, al término que usó, que no recuerdo, en Asturias seguro que lo hubieramos llamado "unos pininos"). Creíamos, me decía esta persona, que todo mejoraría con simplemente abrir la mano, que todos los que delinquen eran unas pobres víctimas de sus circunstancias, sin posibilidad de elección, y pronto vimos que no era así: hay personas que, pudiendo perfectamente elegir, optan libremente por delinquir, y hay personas con las que las únicas medidas efectivas son las de tipo punitivo.

Ahora bien, per-so-na-li-za-ción... Ni tanto ni tan calvo.... No seamos unos ingenuos que piensen que todo el que delinque es una pobrecita víctima de sus circunstancias sociales... queda muy guapo  y muy progre el sabiniano "borracho y delincuente habitual contra la propiedad de los que no te dejan elegir". En el extremo contrario, también queda muy resolutivo el "todos a la cárcel" ( por cierto, una medida para salir de la crisis entonces va a tener que se promover la construcción del triple de prisiones de las que existen actualmente, porque, con aquella -con la crisis, digo-, las tasas de delincuencia  van a aumentar, lo veréis). Tómese con cada persona y en cada momento de su vida la solución más efectiva... No la más emocional.

Y, por cierto, gracias por su labor, señor Díez de la Varga y mis mayores deseos de éxito en sus nuevas tareas: se lo deseo personalmente, y nos lo deseo a todos los miembros de la sociedad... Nos va mucho en ello.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres