Blogia
Titiritero de palabras

Vuelvo a tener coche

Vuelvo a tener coche

No he contado nunca en este blog que yo usé coche desde los 18 hasta los 30 años, y que hice muchos kilómetros como conductor, malo pero conductor. Hace algunos años, en cambio, en mi casa renunciamos al coche: nos salía muy caro. Siempre habíamos tenido coches de segunda mano, y, como sabéis, cuando un coche tiene unos años, cada poco te da algún problemilla.

Un día fui a visitar a factoria7gritos al Hospital, no porque tuviera nada, sino porque todo el mundo sabe que es un exagerao, un cuentista, y busca cualquier excusa para que Z.I. le dé miminos. El caso es que a la vuelta a casa en el Peugeot 205 propiedad de mis abuelos, aunque mi abuela ya no conducía nunca, y mi abuelo jamás sacó el carnet ( mi abuela lo sacó con más de 50 años, lo que me pareció la enésima muestra de que es una mujer con un par de narices, de armas tomar, y que consigue lo que se propone, yo quisiera ser como las mujeres Hevia, pero he heredado genes muy dignos por otras ramas, pero la extraordinaria dureza, capacidad de trabajo y persistencia de las Hevia son privilegio de muy pocas y mis otras ramas familiares, ya digo, me han dado, como todas, cosas muy buenas, y algún que otro problema también, porque en todas casas cuecen fabes, en la mía a calderaes, pero yo quiero a los míos aunque sean judíos, que reza un dicho desgraciadamente antisemita, pero que si le quitamos el barniz racista es muy sabio) y el cochecito con sus 21 años de dar sus mejores esfuerzos, se paró. En realidad debía de ser una mota de polvo en un chiclé del carburador, porque bastó dejarlo "descansar" un poco, dar a arrancar, y funcionó sin problemas de nuevo. Pero se me cruzó el cable, me resultó molesto quedarme tirao en Muñoz Degraín molestando ( aunque subí por c****s las dos ruedas izquierdas del coche a la acera para no estorbar tanto mientras no arrancó), y hablé con mis abuelos y como ya quedaba poco para el 31 de diciembre, decidimos darlo de baja y ahorrarnos la viñeta del año siguiente.

Desde entonces, salvo coche de empresa, no he vuelto a tener más vehículo que mis pies y el transporte público, pero ahora, en parte porque tenía ganas, y en parte porque me las aumentó Factoría, me he vuelto a hacer con coche, de la misma gama que el suyo, lo cual cierra el círculo: Factoria participó sin querer en mi decisión de abandonar el coche, y ahora ha participado, creo que queriendo, en mi decisión de retomarlo.

Para probar, he dado una vuelta hasta un pueblo que está en mi imaginario emocional, donde vivieron mis abuelos, mi tía y mi madre: Ablaña, donde está el Pozu Nicolasa, donde tantos trabajadores dejaron la salud y no pocos la vida.

Aprovecho para recomendaros el maravilloso libro de José Fernández "Cuando el mundo era Ablaña ", de José Fernández, niño de la guerra que de crío no salió del pueblecito, y de adulto recorrió medio mundo, desde Moscú, donde vivía, a La Habana, donde hizo de intérprete ruso-español a los oficiales soviéticos que fueron a formar a los militares cubanos tras el final de la revolución y donde vivió la Crisis de los Misiles. Si alguien tiene interés por el libro ( ISBN 84-86207-34-7 ) o por alguno de los otros dos tomos de las memorias de José, que me lo diga a abarrero arroba telecable punto es, que en librería ya suele ser imposible de encontrar, pero soy amigo del editor y a él le quedan ejemplares en almacén, de modo que si la Ley no lo impide ( y si no ahora que no me lee nadie me la salto jeje ) podéis conseguirlo más rápido directamente del editor , y él y tú os ahorrais ambos el 33% que se queda la librería donde yo lo compré cuando aún lo tenían ( lo compré el primer día que les llegó).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Sergio -

Retiro mi horrorosa calumnia de que Factoría haya fingido jamás enfermedad alguna. Compréndeme, amigo mío, a veces hay que concederse alguna licencia poética para darle salsa a la realidad, que, como dijo aquel periodista, "no me va a joder la verdad una buena noticia" , ja, ja, ja, ja....

Pero de incorporar adornos retóricos a un post a calumniar al pobre factoria hay un trecho, de modo que, insisto, retiro la horrenda calumnia. Valga en mi defensa que hoy he estado hablando bien de ti donde tú sabes, eso sí, solamente con la plebe, que con la aristocracia ya sabes tú que yo no suelo tratar mucho jajajja.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Chus -

Sí me acuerdo de la historia del coche y de otros que tuviste delincuencia juvenil de por medio. Pero es tremendo que me acuses de fingir enfermedad :-) aunque sea tan quejica. Bueno el caso es que ya tenemos coche los 2, descapotable además y -quien nos iba contar- que un coche del futuro.

darkglam -

Yo he tenido carnet desde los 18 años y al principio era algo emocionante el conducir a toda velocidad el coche de mi padre con un siniestro total incluido, pero después de unos años de atascos en Madrid he conseguido desde hace unos meses acercar
a Mahoma a la montaña y ahora voy andando a trabajar...y que bien!! Olvidarse de aparcar dos veces al día, semáforos, atascos, repostar, etc, etc...Vamos que está muy bien disponer de automóvil, pero aún mejor poder prescindir del mismo para el día a día. Otro suceso doloroso es comprobar que el viaje Madrid Oviedo me sale por 40€ de gasolina más 20€ de peajes y el no cuantificable daño emocional de soportar las llanuras de Zamora y Valladolid.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres