Blogia
Titiritero de palabras

Sonría, por favor

Sonría, por favor En el mundo acelerado que nos ha tocado vivir, no diría yo que el stress es el más alto de la historia de la civilización, pues cada época tiene sus cuitas (y a ver si hay hoy en nuestras sociedades opulentas alguna fuente de stress lejanamente cercana al que supone no saber si vas a tener hoy qué darles de comer a tus hijos), pero sí que existen multitud de cuestiones que, a quien más, a quien menos, le procuran su ración de preocupaciones.

No obstante, aunque nos falte capacidad de organización, un sentido del orden estricto, una mente sistemática y meticulosa, quienes vivimos en los países latinos y estamos inmersos en su cultura tenemos una forma característica de enfocar la vida. Y, en medio de nuestras improvisaciones y a salto de mata, tenemos una capacidad de disfrute, y de mirar las cosas desde un ángulo no por desenfadado necesariamente ineficas, gozamos de una calidad de vida que no tiene precio que quepa en ninguna medida del producto interior bruto per capita. Esperemos no perderla; de momento, sonría, por favor.

Una historia infeliz: No por ello pierdas la sonrisa, ni lo más terrible es imposible de afrontar con alegría de espíritu, no obstante, entre sonrisa y sonrisa, no olvides que hoy morirán treinta mil niños de hambre y por enfermedades fácilmente evitables. ¿ Qué hemos hecho hoy tú y yo ?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres