Blogia
Titiritero de palabras

Inercia

Inercia Aún me sorprende observar cómo nos dejamos llevar por la inercia. Para lo bueno y para lo malo. Cuánto nos cuesta cambiar de costumbres, incluso de sentimientos. La dejación en el aplicar un esfuerzo a cambiar nuestros hábitos a veces nos hace cargar con lastres. A veces, tiene efectos sorprendentes. Viene esto a cuento por un encuentro casual que tuve por la calle en los últimos días, y por una llamada telefónica inesperada. Encuentro con agrado que personas que pasaron hace mucho por mi vida, aún me conservan de algún modo un cierto aprecio, aun cuando el curso que le he dado a mi vida, hace años que me ha hecho inmerecedor de él. Naturalmente, eso a Don Cómeseeltarro le ha hecho pensar, cómo no. Quizás le haga realizar el esfuerzo de romper con algunas recientes inercias y volver a transitar algunos caminos que un día le hicieron merecedor de ese aprecio. O quizás no, y carezca del valor de evitar seguir viviendo de nuevas inercias... Si me ves pasar, por favor, dame un empujón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Cris -

La experiencia me ha hecho darme cuenta de que no es un empujón lo que uno necesita, (ya que según de quien venga algunos lograrán que te pegues de bruces contra el suelo), sino una dosis extra de autoestima.. Quizá no sea la más indicada para dar consejos pero hay que pensar siempre en positivo y creer que si la vida me ha llevado por cierto camino, quizá ese era el camino que debía seguir y, si lo que quiero es cambiar de ruta, ¿por qué no lo hago? No es la vida, ni los amigos, ni antiguos conocidos, sino uno mismo el que debe caminar..

Sigue así ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres