Blogia
Titiritero de palabras

De cómo evitar los pinchos fríos

De cómo evitar los pinchos fríos

 

Este jueves, en que, por variar, no había tenido ocasión de leer la prensa, me contó una persona algo así como que el Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, había protestado porque en un acto público organizado por el Ayuntamiento de Tapia, sólo le habían dado pinchos fríos, mientras que la comida caliente sólo se sacó una vez que él hubo abandonado el acto....

La verdad es que a estas alturas, sólo hay una cosa que me merece menos crédito que la prensa: los relatos que me hace la gente de lo que dicen que dice la prensa. Al final, por lo que he podido averiguar, lo que ocurrió realmente fue que el Portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Tapia se quejó de tal cosa en un pleno de su consistorio.

Lo primero me hubiese parecido gravísimo, pero bueno, me resultaba bastante increíble.... Areces es un tipo lo suficientemente experimentado como para no cometer públicamente una falta de educación del calibre de lo que aparentaba el primer relato que me llegó ( a lo largo del día me lo contaron varias personas más ) de los supuestos hechos, y para no complicar absurdamente las relaciones institucionales del Presidente de nuestra región con el alcalde democráticamente elegido por los ciudadanos de Tapia, además, de otro partido.

Ahora bien, aunque me parece que la gravedad de lo que parece realmente haber pasado disminuye en un grado una vez conocido el responsable de la pifia y lo que parece ya la exactitud de lo ocurrido, sigue pareciéndome grave la torpeza de mi compañero, a quien no conozco, pero que parece ser que se llama Rafael Sánchez Lavandera... De haber ocurrido lo que dice que ocurrió ( y tampoco parece que fuera exactamente así, además de que el propio Presidente ha desacreditado su versión de los hechos ), existen cauces "diplomáticos" ( abusando del lenguaje con ese adjetivo, pero creo que se me entiende) para hacer observar al ayuntamiento del concejo natal de una de mis abuelas si hubo algo desafortunado en la organización del pincheo, porque supongo que de eso hablaríamos, no me entra en la cabeza que ni el más miserable de los organizadores de un acto municipal hiciese algo así pretendidamente, y lo que, eventualmente, pudiera haber tenido de falta de delicadeza con el presidente de todos los asturianos.

Ahora bien, dicho esto, los tapiegos y tapiegas se merecen que en los plenos municipales se aborden sus problemas, se les resuelvan las cosas que afectan significativamente a su vida. Una de las cosas que tiene el conocer tanta gente como yo conozco, muchos de ellos tapiegos, es que me suele llegar con facilidad el estado de ánimo de la calle... y a la calle, esto no le ha hecho ni pizca de gracia; si acaso, da lugar a algunos chistes crueles que dan salida a la irritación de no pocos. No conozco, insisto, en absoluto, a mi compañero tapiego Rafael.... Imagino que será, como casi todos los que se dedican a la política en los concejos pequeños, una buena persona preocupada por el bienestar de sus conciudadanos.... Y un error lo cometemos todos ( yo el primero que cometo muchísimos, con lo cual no me siento yo con derecho alguno a tirar la primera piedra). Pero rectificar es de sabios.... Y de eso aún está a tiempo. Creo que sería urgente que asumiera su metedura de pata y pidiese disculpas a las gentes de su concejo por malgastar los valiosos plenos en discutir sobre la temperatura de los pinchos.....

Eso sí, en una coyuntura como la actual, la solución a estas nimiedades parece obvia: suspender de modo inmediato todos los pincheos con cargo a los erarios públicos, independientemente de que sean municipales, autonómicos, o pagados por la administración que sea, y que la gente se vaya a comer a su casa, o coma, como según unas fuentes ( y otras no ) hizo el presidente, un pincho (caliente o frío, al gusto del enfermo el caldo) por el camino, que tengo entendido que el salario del presidente da para un pincho , dos, e incluso alguno más, y las dietas que perciben los concejales de Tapia por su asistencia a los plenos, también.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

maria fanjul -

Lo que se discutía era que se hubiesen sacado los "pinchos calientes" (el bonito, mejillones,....los chupitazos de después)cuando ya se había ido Areces.
El ayto. alega que desde presidencia les habian advertido que tini no se podía quedar a comer y por eso "siguieron su ritmo" a la hora de servir el pincheo.
Creo que usar un pleno (donde se asiste cobrando) para tratar estos asuntos es de lo mas inoportuno (por no decir algo mas fuerte) pero, de cualquier forma, lo que creo que sería importante debatir si es necesario (y más en estos tiempos de crisis) ofrecer un pincheo en cada inauguración que se haga. Igual resultarían más sosas y menos protocolarias pero, sobre todo en tiempos de elecciones, se ahorrarian unos eurillos que nunca vienen mal. Al fin y al cabo, ya hay muchos que cobran dietas por asistir a estas cosas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres